El tiempo en: Punta Umbría
Sábado 27/02/2021

Parando letras

Una buena dosis

Qué bien nos vendría una dosis y no de vacuna, sino de empatía. Esa que tanto está faltando en estos momentos tan duros

Publicado: 11/02/2021 ·
12:48
· Actualizado: 11/02/2021 · 12:48
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Empatía.
Autor

Sara Serrat

Sara Serrat es graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Portera del Sporting de Huelva, en la 1ª división de Fútbol

Parando letras

Escribe de cosas cotidianas de la vida, de la importancia de disfrutarla y consejos para dejar atrás los miedos que nos encadenan

VISITAR BLOG

Qué bien nos vendría una dosis y no de vacuna, sino de empatía. Esa que tanto está faltando en estos momentos tan duros. Esa de la que tanto ha carecido siempre esta humanidad y que ahora sale a pasear por todas las calles dejándola vacía de sentimientos y repleta de poca vergüenza. Que de nada vale darse golpecitos en el pecho y cantar a los cuatro vientos cosas que después no demostramos. Que todo es mucho más sencillo de lo que nos lo pintan o de lo que queremos pintarlo. Todo empieza por ponernos en el lugar de la persona que está a nuestro lado para comenzar así a dar nuestros primeros pasos. Todo pasa por saber que hay personas que están cada día a pie de cañón luchando por las vidas de las personas sin importarle arriesgar las suyas. Pero ahora parece que nos hemos olvidado de todos ellos. Todo pasa por respetar los grupos de personas que están permitidos y respetando la distancia, así quizás la próxima semana puedas tomarte el café tan deseado en el bar de la esquina, ese que ha tenido que cerrar porque han subido el número de contagios, pero que ha cumplido todas sus medidas para que esto no ocurra. La tienda de tu barrio, después de 25 años abierta ha tenido que echar el cierre por no soportar los gastos y ahora no tiene de qué vivir esa familia y tú sin embargo estás quejándote por no poder ir de fiesta o por tener que estar en casa a las 10 de la noche. Señoras, señores, esto es la empatía. No hace falta proclamar a los cuatro vientos que estás cumpliendo todo si no lo estás haciendo, pero al menos, espero que estas letras te hagan pensar un poco más de lo que hasta ahora hemos hecho.

COMENTARIOS