El tiempo en: Punta Umbría
Sábado 15/06/2024  

Al compás de Huelva

Todo un galimatías museístico

La cosa empieza en Aracena, donde en tiempos de Mari Castaña llegaron a tener todo a punto para el tan ansiado Museo de Artes y Costumbres Populares

Publicado: 20/02/2024 ·
11:09
· Actualizado: 20/02/2024 · 11:09
  • Museo de Huelva. -
Autor

J. S. Canales

Periodista onubense con más de medio siglo de carrera profesional y una gran dedicación a su tierra, autor de varios libros y reconocido con el Premio de Periodismo Ciudad de Huelva en 2008

Al compás de Huelva

Plasma la historia reciente de Huelva y toma el pulso de la actualidad onubense, además de ser un altavoz de las necesidades de la capital y la provincia

VISITAR BLOG

Sí, para empezar tiren de diccionario y hasta el más avezado lector me dará la razón ante el confuso panorama que ahora mismo vivimos en esta provincia -ojo al dato- porque la cosa empieza en Aracena, donde en tiempos de Mari Castaña llegaron a tener todo a punto para el tan ansiado Museo de Artes y Costumbres Populares de la Sierra de Aracena  -sí, cuando ‘reinaba’ por aquellos pagos Florentino Pérez-Embid y junto al castillo lo perpetúan con un busto incrustado en la roca- y, de pronto, así como suena, me entero, siendo delegado provincial de Cultura José Antonio Mancheño Jiménez, que llegó a ser gobernador civil de Córdoba, que a lo mejor se encontró con todo consumado y embalado para llevarse los fondos acumulados al Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla. Sí, ahí es donde comienza a tomar cuerpo mi particular galimatías…

Las cosas así, Aracena se quedó sin su Museo y primero lo reconvirtió en Museo del Jamón y más tarde, definitivamente, en Casa Consistorial. Sí, y que me corrijan si en algo me paso, porque en esta línea están en Madrid los restos arqueológicos hallados en dragados en la ría de Huelva, y, entre ellos, el famoso casco griego del que en sede portuaria podemos admirar una recreación que en cualquier caso debería ocupar un lugar junto a esos restos que sí deberían ser esa recreación que ni siquiera poseemos en sede museística de Huelva. (Los responsables de Cultura en sus distintos niveles y competencias deberían rebuscar y tratar de ir poniendo las cosas en sus sitios, como por ejemplo, de vez en cuando, se hace ver el alcalde de Palos de las Frontera y diputado en el Congreso consciente de que también en Madrid acumulan documentos relacionados con el descubrimiento de América. ¡Casi ná!)

Sí, vaya panorama, sin ir más lejos, cuando Pilar Miranda Plata, a la sazón presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva, decide ofrecer el edificio de Expofrisa situado en el Muelle de Levante para convertirlo en Museo de América, todo un acierto aunque el emplazamiento ideal es desde siempre Palos de la Frontera. Sí, mucho que escribir sobre el asunto desde mediados del siglo pasado gracias a un presidente de la Diputación Provincial que fue Antonio García-Ramos Vázquez, uno de esos impulsores de la Real Sociedad Colombina Onubense. La cosa tiene algo más que un cúmulo de ironías cuando a la sazón presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves González, pletórico de onubensismo, nos prometió  -puedo prometer y prometo, pero no lo cumplo (¿)- esa Casa-Museo en La Rábida a modo de Guggenheim  y, de regalo, esos tres míticos puentes que me recuerdan el cuento de la buena pipa…

Las cosas así nos encontramos con competencias en todos los campos -salvo el centralismo de Madrid- para que, de momento, como ya se atisba en el horizonte, la asunción de compromisos por parte de la Junta de Andalucía  a la sazón,  complementariamente a niveles locales y provinciales, lo que nos promete un camino de rosas, optimismos aparte, para ir poniendo en Huelva las cosas en sus sitios. Sí, ardua tarea en un maremagnun en materia de museos. A saber: 1.- Edificio del Banco de España, cerrado a  cal y canto y a expensas de nuevas prospecciones. 2.- Las paredes de la antigua Delegación de  Hacienda y todo un cúmulo de restos arqueológicos cuyo peso  y alcance parecen de oro y con continuos retrasos. 3.- Edificio del antiguo mercado de Santa Fe en avanzado estado de recuperación. 4.- El abandonado edificio de la Prisión Provincial… Bueno, y la incógnita del derribo a finales de año del edificio portuario de Expofrisa. ¡Qué fácil sería convertirlo en Museo del Mar y nunca más que justificado!

La verdad es que todo esto es más que un auténtico galimatías, del que ni siquiera parece salvarse el único museo en activo y al parecer con muchas incógnitas a su alrededor (¿). A todo esto, garantías de conservación del patrimonio arqueológico del cabezo de La Joya, los hallazgos de Gran Vía y vaya usted a saber si llega el momento que a lo mejor Sevilla levanta la mano y adjudica sede para esos valiosos hallazgos que confirman la antigüedad de esta Huelva de nuestras culpas, errores e indolencia, y, sobre todo, falta de decisiones que ahora, con tres administraciones del mismo color, sería como cerrar puertas y presentar un sorprendente y valioso catálogo museístico que –insisto- puede despertar los apetitos de quienes al final tendrán más fuerza y poder para llevarse el gato al agua. ¿Me entienden? Bueno, pues manos a la obra por aquello de ¡Huelva! ¡Huelva! ¡Huelva!… que, poniendo al día las infraestructuras viarias e hidrológicas indispensables, puedan hacer de Huelva la provincia que ¿nos merecemos? Sí, eso. La unión hace la fuerza…¡no lo olviden!

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN